Compartir

Antes de escribir una sola palabra de mi adicción a los viajes tengo que contaros quién soy.

Me llamo Puerto (un nombre raro eh?), tengo 26 años y trabajo como periodista. Aunque he estudiado algunas cosillas más (soy tan culo inquieto en lo académico como en lo laboral y con mis hobbies), ser periodista es lo que me deja ir de un lado a otro y en muchas ocasiones… ¡¡Por motivos laborales!! ¡¡Qué más se puede pedir!!

Si tengo que poner un inicio a esta adicción a los viajes y a la aventura me tengo que remontar 9 años, casi 10, a 2006, cuando me dieron la primera oportunidad de mi vida. Había viajado con mis padres, algún que otro verano en Inglaterra pero nada parecido a esto. En junio embarcaba rumbo a la Selva de la Serpiente Emplumada. No me lo podía creer, empezaba la aventura de mi vida gracias a la Ruta BBVA y no eran pocos los sitios que iba a recorrer.

La aventura empezó en Guatemala, siguiendo por Belice, para terminar en México. Cultura, comida, mayas, amigos, aventura, selva, pirámides, playa… Son infinitas las palabras y los momentos que me dio aquél viaje. Un viaje que marcó mi vida para siempre y de una forma que ni siquiera esperaba.

 

foto ruta bbva

 

Pero, tras un mes y medio, tuve que volver a casa y prepararme para la universidad… ¡¡Eso sí!! ¡¡Siempre con una cosa en la cabeza!! Quiero conocer más, quiero ver más, quiero ir más lejos. Los primeros años de carrera tampoco estuvieron nada mal, viajes a Inglaterra, veranos en Estados Unidos… Aunque…

¡¡Lo mejor estaba por llegar!! El último año de carrera y la oportunidad de viajar gracias a la beca Erasmus.

Algo que estaba esperando desde antes, incluso, de entrar en la universidad. Tenía que elegir el destino: Alemania, Polonia, Inglaterra, Francia… Cualquier punto de Europa estaba a mi disposición pero esa no era la idea que yo tenía… ¡¡Quería volver a Latinoamérica!! ¡¡Al lugar donde empezó todo!! ¡¡Al sitio que me traía esos recuerdos de la Ruta que tanto me habían marcado!! ¡¡Y pudo ser!! En agosto de 2011 salía mi avión directo al DF, mi ciudad favorita durante los siguientes meses (y mucho más tiempo).

Estuve 6 meses en uno de los países más especiales del mundo, donde la gente es de verdad, sonriente, da igual lo que pase, siempre tienen una sonrisa, una buena palabra, un buen gesto. Conocí la cultura azteca, la de los mexicas, la primera playa hippie del país, Cuernavaca, el estado de Veracruz con su arrecife de coral, Oaxaca… ¡¡Los mejores meses de mi vida!! Tanto que sólo volvía a tener en la cabeza la misma idea…Volver y quedarme a ese país que me había cautivado con 16 y con 22. Pero como pasó la primera vez… También tuve que volver, esta vez, para terminar la carrera.

Y conseguí un trabajo. Un trabajo que me permite recorrerme el mundo. Ahora trabajo en el área digital de los40.com. Y en el último año, (ahora entenderéis lo de culo inquieto), he estado en Nueva York en el estreno de una peli, alguna que otra vez en Londres (esto más por iniciativa propia), Colombia y México (se casaba uno de mis mejores amigos del país azteca).

 

NuevaYork periodista

 

Y aquí llegó mi segundo encuentro con la Ruta BBVA, en 2014 me invitaron, como periodista, a contar el viaje a Perú. No me lo podía creer, no podía parar de saltar. Lo había conseguido. Había vuelto, de forma distinta, al viaje que marcó el antes y el después. Y no conforme con conocer los rincones más bonitos del Perú, la suerte me volvía a sonreír y me daba, de nuevo este año, una nueva oportunidad y esta vez a Colombia.

Ahora va a comenzar 2016, que no se que me deparará, pero lo que estoy segura es que serán muchos, muchos kilómetros por delante.

 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here