fbpx

20 palabras que debes evitar en tu currículum y por qué

¿Quieres saber cuáles son las palabras que debes evitar en tu currículum y por qué deberías hacerlo? Esto te interesa.

El proceso de creación de un CV apto para relucir en el contexto de la búsqueda empleo, exige trabajar de forma estratégica para cuidar una serie de detalles que, aunque al inicio parece que pasan desapercibidos, constituyen una de las partes esenciales a la hora de convencer por medio de nuestra hoja de vida. 

¡Sí! Estamos hablando de las palabras y todas las unidades léxicas que dan vida a tu currículum y hacen que sea percibido de una forma, y no de otra, ya que son prácticamente el recurso más leal que tenemos a la mano para desarrollar una buena impresión cuando nos acercamos a una oportunidad laboral que se juste a nuestro perfil profesional. 

Si crees que para agregar lo mejor, primero es necesario eliminar aquello que no está aportando el valor suficiente, en este caso, aquellas palabras que no tienen un motivo de fuerza para permanecer en tu CV, a través de este artículo identificarás cuáles son esas palabras, que aunque tienen aparecer popularmente en más de un currículum, por lo general sólo entorpecen o distorsionan la imagen profesional que quieres transmitir. 

¿Estás listo para comenzar a despedir lo que no aporta y darle la bienvenida a aquello que sí? Empieza por las palabras que veremos a continuación: 

Multitareas o “Multi-tasker”

Te sorprendería conocer la cantidad de personas que consideran con orgullo que estar ocupados atendiendo más de una tarea simultáneamente, es una virtud inigualable, que les antepone con ventaja sobre otros profesionales. 

Aún sí, la supuesta habilidad de ser demasiado “multitareas” ( o “multi-tasker en inglés), ha sido analizada desde la perspectiva científica a lo largo de los años, dando lugar a descubrimientos como que el cerebro no cuenta con la capacidad real de concentración suficiente para concretar varias actividades al mismo tiempo, por lo que practicar la ejecución simultánea de varias tareas, solo retrasa su finalización y aumenta las probabilidades de cometer errores entre cada una. 

Se podría considerar que ser una persona multitareas, más que una habilidad positiva, es un mal hábito que es mejor trabajar en corregir sin mencionarlo en el CV.  

Experto 

Aunque en un principio ver a alguien bajo la etiqueta de “experto” dentro de su ámbito profesional, podría asociarse con experiencia y conocimientos amplios, este calificativo resulta tan trillado o  “genérico” que ya no comunica su idea original con la misma fuerza. 

Te invitamos a, en lugar de recurrir a esta calificación, utilizar otro tipo de palabras para ilustrar tus capacidad profesionales a través de definiciones sobre tu perfil que sean optimizables y que se vinculen a las exigencias particulares del puesto de trabajo que deseas obtener y no tanto al punto de vista general. 

Gurú 

Si ya de por sí la definición de “Experto” ha quedado fuera de la escena, autocalificarse profesionalmente como un “Gurú” de tu área tampoco refleja nada como quiere hacer creer la esencia de esta palabra. Además, puede que sea tomado como un vano alarde que no queremos reflejar ante el seleccionador de talento. 

En lugar de calificarte de esta forma en el título, lo mejor es recurrir a otras etiquetas, preferiblemente asociables con la vacante de empleo a la que envías tu postulación, invirtiendo este espacio para aprovechar palabras clave que te darán buenos puntos sobre la optimización de tu hoja de vida. 

Perfeccionista 

Es otra de las palabras que debes evitar en tu currículum, al igual que en la entrevista de trabajo, es “Perfeccionista” como uno de los adjetivos para definir tus virtudes. 

Incluso si en tu caso, realmente eres una persona perfeccionista, interesada en hacer su trabajo lo mejor posible, dando lo mejor de sí de inicio a fin, este adjetivo ha asumido un uso tan “cliché” que solo genera desconfianza ante los encargados de gestionar el proceso de selección, por lo que es poco probable que sea tomado en cuenta de forma positiva solo por estar reflejado en tu CV. 

Si lo has escrito alguna vez, este es un buen momento para eliminarlo y aprovechar el espacio para resaltar otro aspecto positivo de tu perfil profesional, en especial si es capaz de aportar algún valor realista, alcanzable y medible a la vacante de tu interés. 

Larga experiencia o trayectoria 

Si realmente cuentas con una larga trayectoria a nivel profesional, destacarlo a través de estas palabras resulta redundante, considerando que todo CV es un espacio exclusivamente dedicado a ilustrar y resumir cada parte de tu experiencia y formación profesional relevante para captar la atención de los encargados de selección. 

Si has cumplido dicho paso correctamente, no quedan dudas de que has tenido una larga trayectoria o experiencia, por lo que puedes aprovechar el espacio en donde inicialmente iban a esas palabras, para compartir otro dato importante de tu perfil que resulte ideal reforzar o no hayas tenido la oportunidad de resaltar. 

No o “Nunca”

Aunque evidentemente si el contexto depende del uso de estas palabras, no queda otra opción que usarlas; sin embargo, siempre que esté a tu alcance reducir o evitar por completo el uso de palabras como “No” o “Nunca”, cuyo significado y connotación siempre apuntan a lo negativo, considera dejarlas fuera de tu CV. 

Lo mejor para conseguir puntos a favor en esa primera impresión que queremos dejar al seleccionador, es reflejar quiénes somos a través de una redacción positiva, si es posible, limpia de términos y expresiones para expresar negación. La diferencia es psicológica. 

Creo 

En más de una ocasión, en redacciones de extractos de perfil o resúmenes profesionales breves, se ha observado el uso de la palabra “Creo”. Por ejemplo: “Creo que soy la persona indicada para cubrir esta vacante” o “Creo que cuento con excelentes habilidades de comunicación”. 

El problema con “Creo” es que juega con el hecho de que existe una probabilidad, pero aún así no se atreve a afirmar nada oficialmente, reflejando cierto grado de inseguridad, en este caso, en las propias capacidades profesionales que intentas “vender” a la empresa que podría contratarte. 

Esta es una de las palabras que debes evitar en tu currículum. Cámbiala por afirmaciones contundentes, positivas y sinceras sobre cuáles son las cualidades profesionales con las que te identificas sin dudarlo ni un segundo. 

Probablemente o “Posiblemente” 

Al igual que en el punto anterior, estos términos tienden a “suavizar” la inseguridad que colocas sobre tus capacidades profesionales, pero ante las personas encargadas de gestionar el proceso de selección, no dejan más que un sabor de ambigüedad e incerteza.  

Una vez más, evita estos términos en tu CV y saca partido a ese espacio para reflejar aquellas afirmaciones que puedes soltar con plena convicción. 

Persona proactiva o entusiasta 

Estas son palabras que debes evitar en tu currículum ya que, aunque su intención es buena, por la forma en la que suelen ser redactadas, aún dejan un “vacío” en lo que desean transmitir. ¿En qué aspectos eres una persona activa o entusiasta?

Evidentemente, siempre hay puntos en el trabajo que te generan más proactividad y entusiasmo que otros, así que lo mejor es ir allí y resaltar esos puntos. 

Por ejemplo, en lugar de decir entre tus virtudes o habilidades que eres una persona proactiva, podrían resultar que eres una persona con iniciativa para tomar el liderazgo del equipo en situaciones de trabajo bajo presión o plazos de entrega apretados. Estarías transmitiendo una idea mucho más clara que puede despertar interés sin necesidad de abarcarlo todo. 

Uso o “Utilización” 

Estas palabras entran en un grupo de expresiones que podrían no reflejar al máximo la magnitud de tus conocimiento o experiencias, por lo que si realmente quieres quedar como un profesional, es más recomendable destacar con palabras como “Dominio”, para remarcar que se te da bien una habilidad, “Coordinación”, para dejar claro que puedes gestionar una operación con éxito e incluso “Implementación”, para confirmar que sabes cómo activar los procesos de las herramientas o recursos que intervienen en el trabajo diario. 

Orientado a resultados 

No es que la expresión este mal en sí, pero por sí sola no tiene mucha fuerza: ¿Orientado a qué tipo de resultados? ¿Económicos? ¿Productivos? ¿En equipo? Evita dejar esta frase por sí sola y utilízala siempre acompañada de un refuerzo. 

Puntual

La puntualidad, a pesar de ser una cualidad a favor, es una característica que se espera de todos los que tienen un trabajo y desean mantenerlo, así que se podría decir que no es necesario resaltar cosas básicas como llegar al trabajo a tiempo cuando se supone que es la norma. Por lo tanto, es una de las palabras que debes evitar en tu currículum.

Desempleado 

Aunque suene extraño, es común que algunas personas rellenen los espacios de su historial laboral en donde pasaron años sin trabajar, con palabras como “Desempleado”, incluso cuando se sobreentiende que si no hay ninguna información en ese espacio, es muy probable que haya sido un periodo de desempleo del cual cabe destacar, no vale la pena hablar en el CV. 

Trabajador 

Aunque no ponemos en duda que, si estas leyendo esto, seas una persona trabajadora, con muchas ganas de demostrarlo a tu potencial empleador, los encargados de liderar el proceso de selección no dan ese hecho por sentado con solo mirar tu currículum, por lo tanto, esta es una información cuyo valor reside mayormente en el plano práctico y sirve de muy poco resaltarlo en tu currículum a través de una simple palabra. 

Despedido 

Te resulte sorprendente o no, existen personas que indican en su currículum los casos en donde han sido despedidos de un trabajo para justificar el motivo por el cual no continúan; sin embargo, destacar que esta práctica no es para nada recomendable, ya que entrar en detalles acerca de tus experiencias de trabajo pasadas está reservado para el momento de la entrevista, no para el CV. 

Nativo digital

Un término que podrías evitar en tu CV es la etiqueta “Nativo digital”, ya que ante los seleccionadores de talento, son tus habilidades, experiencia y formación, las que hacen que merezca presumir de tus competencias digitales bien desarrolladas, no tu año de nacimiento.

Habilidoso 

Una vez que el seleccionar tiene un resumen de todo tu historial profesional en frente, tiene más que claro que eres una persona con una serie de habilidades que le han llevado alcanzar todo lo que refleja, por ende, resulta redundante decir que eres habilidoso y lo mejor es sacar partido de este espacio para reflejar con mayor detalle cuáles son las habilidades que más te componen como profesional y llevan a que realices un trabajo a la altura de las expectativas. 

Salario 

Realmente no existe ningún motivo para incluir información sobre salarios, tanto del pasado, presente o futuro, por lo que esta es otra de las palabras que debes evitar en tu currículum. Este tipo de temas siempre se discuten en el momento de la entrevista, pero no previamente. 

Sociable 

Aunque no hay nada de malo en la palabra per se, describirse a uno mismo como una persona sociable es difícil de probar utilizando tu CV como único canal. Si el trabajo al que deseas enviar tu candidatura realmente depende de que seas una persona alegre y extrovertida, demuéstralo destacando los logros en los que trabajaste que requieren una buena relación con el público, clientes o colegas.

Currículum 

Por motivos evidentes, colocar la palabra “Currículum” en tu currículum para identificar el documento que es, no es más que una obviedad que solo funciona para robar espacio que se puede priorizar para resaltar otras características o títulos de mayor peso e importancia. 

Conclusiones sobre las palabras que debes evitar en tu currículum

Como ves, una palabra puede alterar tu currículum, el poder de las palabras es enorme, por ello, te recomendamos echar un vistazo a tu CV y valorar si tienes alguna de estas palabras para cambiar para mejorar tu currículum y que tenga más opciones a la hora de ser seleccionado.

¿Y tú? ¿Alguna vez has hecho uso de estas palabras en tu CV?

¿Sabías todo lo que podían reflejar ante el ojo de los seleccionadores?

Ahora que ya lo sabes, es hora de poner tu “currículum a la obra” y trabajar en evitar aquellas palabras o términos que como ya viste, pueden ser fácilmente sustituidos por otros elementos, términos y afirmaciones que sí garantizarán una buena primera impresión desde la hoja de vida. 

¿Se te ocurre alguna palabra más que sumar a la lista?

¡Nos leemos en los comentarios! 

1 comentario en «20 palabras que debes evitar en tu currículum y por qué»

  1. Excelente comentario lingüístico. Las palabras, detrás de su apariencia, esconden secretos y empiezan a funcionar sólo en contextos. Hay que desconfiar de las palabras sueltas, porque ellas, con excepción de los términos, tienen varias acepciones.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)