fbpx

Qué hacer si llegas tarde a una entrevista de trabajo

Hay mucho tráfico, te has quedado atrapado en el ascensor o simplemente, te has dormido. Somos humanos y todos tenemos este tipo de fallos en mayor o menor medida. Y aunque también sabemos que llegar puntual a una entrevista de trabajo es algo primordial para causar una buena impresión, también es cierto que en ocasiones los “astros” parecen alinearse en nuestra contra. No te vamos a contar qué consecuencias puede tener esto porque ya las puedes imaginar. Así Trabajarporelmundo.org nos gusta generar soluciones y ser proactivos, así que lo que vamos a hacer es contarte qué hacer si llegas tarde a una entrevista de trabajo (sea por lo que sea).

¿Cómo actuar si llegas tarde a una entrevista de trabajo?

En primer lugar: pide disculpas. Lo primero que debes hacer cuando entres por la puerta y probablemente, te miren con cara de pocos amigos, es disculparte y justificar el motivo por el que has llegado más tarde de lo previsto.

Siempre que te sea posible (y no te quite más tiempo), llama incluso antes de que se cumpla la hora estipulada de la entrevista, para avisar de que llegarás algo más tarde. Esto (incluso), puede salvar la situación. Al saberlo de antemano, el reclutador podrá organizarse mejor o cubrir ese “tiempo muerto” con otros quehaceres.

En cuanto a explicaciones, tampoco es necesario que te inventes la excusa de que tuviste que salvar a un gato que subió a un árbol y maullaba sin control. Da la razón real (siempre y cuando sea creíble). Y es que, a veces, la realidad supera a la ficción y contar esa realidad puede parecer toda una película.

En caso de que ya hayas explicado la razón de tu tardanza anteriormente, no es necesario que vuelvas a contar los hechos. No pierdas más tiempo. Lo que debes hacer, eso sí, es volver a disculparte.

En esta ocasión…. Nada de humor

Quizás el entrevistador haya tenido que suspender otra cita o esa mañana, ya no llegue con la carga de trabajo, por el simple hecho de que hayas llegado tarde. Si entras por la puerta y haces algún tipo de broma sobre el hecho, puede que el reclutador se ponga de muy mal humor o peor aún, que se piense que no te tomas en serio la entrevista. Eso se traduce en un NO absoluto a tu solicitud de trabajo.

Serénate

Es cierto. No has empezado con buen pie, pero ya pertenecen al pasado y solo tienes el presente para solucionarlo. Si ya te has disculpado no pienses más ello y sigue con la entrevista como si no hubiera pasado nada.

Es importante que hagas la entrevista sin este “desliz” en la mente. Si crees que la entrevista ya está de alguna manera sentenciada, aun sin quererlo, es posible que tus gestos o tu mismo diálogo actúen como si ya hubieras perdido. Así que cuando vayas a entrar a la entrevista: respira hondo, discúlpate una vez más y deja atrás todos los nervios: tienes otra oportunidad, aprovéchala.

Sé amable durante y después

No es algo muy común, pero es algo que muchos entrevistadores van a agradecer. Además de ser cordial durante la entrevista (como es lógico), mostrar señales de afecto tras la entrevista puede otorgarte más puntos. Por ejemplo, escribiendo un email, agradeciendo el tiempo del entrevistador o elogiando (sutilmente) su labor.

Cuando el problema es una ausencia

Imagina que apuntaste mal la fecha de la entrevista o que tu GPS se haya vuelto loco y te haya mandado a la sede de la empresa, pero en otra localización. Si te ha pasado esto es probable que no hayas podido avisar.

No es fácil. En cualquier caso, ponte en contacto de inmediato con el entrevistador y sé honesto con lo que te ha pasado. No, no es un buen comienzo, pero a veces las cosas buenas no empiezan como siempre se quiere.

Ahora existen dos opciones:

  1. Que el entrevistador te dé una segunda oportunidad dándote una nueva fecha.
  2. Que acepte tus disculpas, pero te diga amablemente adiós.

En cualquiera de los casos debes aceptar tu decisión y perdonarte por el error. Seguro que en la próxima entrevista te fijas mucho más en estos pequeños datos que pueden cambiarlo todo. De cualquier manera, que se decida una u otra opción depende, en gran medida del tipo de reclutador encargado y también, del tipo de humor con el que se haya levantado.

Si llegas tarde a una entrevista de trabajo no es la mejor manera de empezar una relación laboral, pero el lamento no va a hacer que el problema se revierta. Discúlpate y prepárate para mostrar tu mejor sonrisa en la próxima oportunidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)