Compartir

Alaska, un nombre que evoca a imágenes de fronteras salvajes, aventuras emocionantes y trabajos fuera de lo normal.

Alaska es el Estado más grande de los Estados Unidos. Cuenta con unos 663.267 kilómetros cuadrados y a pesar de ello, menos de un millón de personas viven allí. Situado en el extremo noroeste de América del Norte, su capital es Juneau y las ciudades más grandes son Anchorage, Fairbanks, Sitka, Kenai, Kodiak, Ketchikan, Bethel, Wasilla y Homer.

Este Estado que está rodeado por los océanos Ártico y Pacífico, comparte sus fronteras con Canadá, y está separado de Rusia por el estrecho de Bering.

Es el estado norteamericano con más terreno y en él podemos encontrar una amplia variedad de características geológicas que van desde glaciares a montañas, fiordos, islas, tundras, costas, ríos… Sin lugar a dudas, un lugar salvaje preparado para los que buscan aventuras.

Uno de las importantes fuentes económicas y de empleo de este estado norteamericano son los yacimientos petrolíferos que han creado un enorme crecimiento económico en Alaska durante las últimas décadas, pese al aislamiento geográfico y a las duras condiciones de vida. Además del petróleo, cabe destacar los trabajos en el mar y el turismo, opciones de empleo a las que cada año acuden miles de personas para realizar la temporada, la producción láctea, cultivo de cebada, avena, heno, papas y lechuga, la cría de animales, el gas natural, la madera, el oro y otros minerales, tecnología aeroespacial y el transporte.

Alaska se nutre de muchas cosas como hemos leído siendo el turismo un factor importante de su economía y el cual nos puede facilitar un trabajo. Existen una gran cantidad de trabajos ya sean estacionales o continuos en Alaskapara trabajar en muy variados sectores.

Cómo buscar empleo en Alaska

Son muchas las personas que visitan cada año Alaska en busca de aventuras. Viajar por los Parques Nacionales más famosos del Estado, conocer a los osos grizzly (los más grandes del planeta), pescar salmón en los ríos de Cooper, esquiar en una de las montañas (hay muchas estaciones de esquí), realizar excursiones en kayak en búsqueda de las ballenas y orcas, bajar los caudaloso ríos en rafting, conocer los gélidos glaciares, navegar en los cruceros del norte o simplemente disfrutar de la estancia y tranquilidad en las casas situadas en lugares remotos de Alaska.

Para poder llevar a cabo todas estas aventuras, se requieren de un gran número de empresas y profesionales que ofrezcan sus servicios. Desde personal para hoteles, hostelería, aventuras, deportes, turismo, traductores, fotógrafos, guías,… Son muchos los puestos de empleo que podemos encontrar.

La mejor época del año para trabajar en el sector turístico en Alaska es entre mayo y septiembre donde alrededor de 1,5 millones de visitantes estatales viajan a este estado.

A continuación encontrarás algunos ejemplos para buscar trabajo en Alaska.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta