fbpx

Cómo implementar un plan de trabajo remoto a largo plazo

Google, Twitter, Amazon, Apple… Gigantes y pequeñas empresas han visto cómo la pandemia ha promovido una nueva forma de trabajo: el trabajo en remoto. Algunas de estas empresas ya lo tenían implementado. Otras, en cambio, han visto en los confinamientos la excusa perfecta para hacerlo. Y según parece, tras la pandemia, muchas de ellas no tienen ninguna intención de dejarlo atrás.

Según una encuesta realizada por Owl Labs junto con Global Workplace Analytics, el 81 % de los encuestados cree que su empleador apoyaría el trabajo remoto posterior a la COVID-19.

¡Eso es muchísimo!

Entonces, si tanto empleadores como empleados están de acuerdo en implementar este tipo de trabajo a largo plazo, ¿Cómo hacerlo de manera correcta?

Define tu visión de trabajo a largo plazo

Como empleador es importante que consideres ciertos criterios a la hora de implementar tu visión para un plan de trabajo en remoto. El principal de los criterios es preguntar a los empleados cómo se sienten con esta nueva forma de trabajo. ¿Cuántos están satisfechos? ¿Cuántos no?

Este es el primer paso para definir una estrategia. Una vez tengas esta información podrás determinar y compartir los objetivos para que cada empleado pueda trabajar de manera más resolutiva y eficaz.

Una buena estrategia para ello es convocar reuniones periódicas, presenciales o en línea donde compartir o debatir experiencias y propuestas para mejorar.

En cualquier caso, los objetivos que propongas deben incluir:

  • Ayuda para que cada empleado se mantenga feliz.
  • Lograr una mayor productividad.
  • Tener una actitud más positiva.
  • Ahorrar costes en los viajes de negocios.
  • Configurar áreas de uso común para adaptarse a la necesidad de distanciamiento personal.
  • Crear una moral más positiva.
  • Por apoyo psicológico a la disposición de los empleados.
  • Determinar qué posiciones pueden trabajar de manera remota y cuáles requieren una presencia física.
  • Dar herramientas de trabajo a cada trabajador para cada puesto de trabajo.

Políticas para respaldar un plan de trabajo remoto a largo plazo

Si tus empleados han estado trabajando desde casa desde hace meses (o años), es posible que las políticas de la empresa se hayan reformulado. Algunas de ellas se tomaron de manera apresurada. Ahora, por tanto, es el momento de definirlas y ver una nueva forma de implementarlas.

Las normas, las métricas clave o las reglas que vas a necesitar para desarrollar y preservar la cultura de tu organización deben adaptarse a la actualidad.

Para ello, establecer este tipo de políticas puede ser de gran utilidad:

  • Establecer que las reglas que se apliquen en el trabajo en remoto tengan la misma vigencia que las si se aplicaran en un sitio definido.
  • Recordar a cada uno de los empleados lo que se espera de ellos.
  • Delimitar cuál es la función de cada empleado para que no queden dudas sobre el trabajo que debe realizar y como debe de hacerlo.
  • Formar a nuevos empleados que se incorporen de manera remota según las nuevas directrices.
  • Enfatizar la necesidad de que los empleados documenten sus logros de desempeño y se mantengan en contacto con sus gerentes regularmente.

9 claves para trabajar en remoto

En resumen, es importante involucrar a los empleados mediante encuestas para identificar cuáles son sus deseos e inquietudes. Después, determinar qué tipo de expectativas tienen y cuáles son sus necesidades en la ubicación remota donde trabajen. Por ello, es importante estas claves para trabajar en remoto.

  • Comunicación y resolución de problemas.
  • Establecer normas de comportamiento, interacción y contribución.
  • Determinar reuniones periódicas.
  • Generar confianza y mantener una cultura de trabajo sana.
  • Medir la productividad y la calidad de manera objetiva.
  • Lidiar con los sentimientos de aislamiento de cada empleado de manera particular y conjunta.
  • Abordar cada desafío como un equipo.
  • Determinar las horas de trabajo apropiadas para cada trabajador y definir las funciones que deben ejecutar.
  • Desarrollar un método para la evaluación general periódica para actualizar las estrategias y políticas de trabajo.

Con estos conceptos claves para implementar un plan de trabajo remoto ya estás preparado para organizar a tus empleados y hacer que el trabajo en remoto siga fluyendo.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)