fbpx

20 cosas que no debes poner en tu currículum

Seamos sinceros: un entrevistador habrá leído cientos, por no decir miles, de currículum vitae a lo largo de su vida. Sabe exactamente las personas que pueden estar mintiendo, pero también las que son transparentes como el agua. Un entrevistador está “entrenado” para leer entre líneas en un simple currículum. Por eso mismo, te vamos a enseñar 20 cosas que no debes poner en tu curriculum y que hará al entrevistador que lo lea, decir:

¡Por fin! ¡Alguien que no lo ha puesto!

Usar el target de tu anterior empresa

Cada vez se ven más empresas que usan su propio vocabulario para crear esa “marca personal” tan valiosa. Pero recuerda: es su marca personal. La empresa a la que vayas a trabajar no tiene por qué conocerla. Es por eso que a la hora de redactar tu curriculum vitae, debes evitar hablar con palabras propias de tu anterior empresa.

Incluir redes sociales

Al entrevistador no le importa que hace un par de meses fueras a recorrer Nueva York o el último estofado que comiste en casa de la abuela (cosas típicas que se suele poner en redes sociales). A no ser que seas community manager, no debes incluir redes como Instagram, Facebook o Twitter. Linkedin es una excepción a la regla. Eso sí, asegúrate de que el perfil que tienes creado cumpla con un mínimo de calidad.

El motivo por el que dejaste tu anterior empleo

Está bien que cuentes cuál ha sido tu experiencia laboral y las funciones que desempeñaban. O incluso lo que aprendiste en esa empresa. Pero recuerda: no tiene por qué saber si eres tú quien ha decidido dejar ese trabajo o te han despedido. Si el entrevistador lo ve relevante, será el mismo quien te lo pregunte en la entrevista.

Foto “no profesional”

Puedes y debes poner una foto en tu curriculum vitae. Sin embargo, recuerda que la foto tiene que cumplir con unos estándares mínimos: nada de selfies, viste de manera profesional, sin distractores y por supuesto, sin que en la foto aparezca nadie más.

Aquí tienes 10 consejos para mejorar la fotografía de tu currículum.

Opiniones

Si el reclutador quiere saber tu opinión sobre un determinado tema, tranquilo. Él mismo te lo preguntará en la entrevista. Mientras tanto evita opinar y limítate a plasmar correctamente tu experiencia, logros y aptitudes.

Empleos cortos

Si estuviste trabajando un solo mes como repartidor en una empresa, evita ponerlo. Puede dar una idea equivocada, dando la impresión de que no fuiste válido en ninguno. Algo que puede ser un obstáculo para pasar a la siguiente fase, por lo tanto, es una de las cosas que no debes poner en tu curriculum.

Expectativas salariales

No hace falta que pongas que quieres ganar 50.000 € al año (o al mes si aspiras lejos), tampoco debes poner expectativas laborales que tengan que ver con la empresa como: «Anhelo convertirme en tu jefe”

Explicaciones genéricas

Si lo que busca es captar la atención del reclutador, no vale únicamente con dar explicaciones generales. Si por ejemplo has conseguido aumentar el rendimiento de la empresa, no te limites a ponerlo sin más: da datos: ¿Cómo, cuándo y dónde?

Plantillas Gratis para hacer tu Currículum

Si estás necesitas unas Plantillas Gratis para hacer tu Currículum 📄 tenemos algunos diseños que puedes descargar y editar de forma gratuita. Esperamos que te sirvan.

Usa palabras claras

Recuerda que la meta de un currículum es comunicar algo. Si el entrevistador tiene que estar con el traductor al lado para saber qué quieres decir, se va a acabar cansando de leerlo. Puedes usar algún que otro tecnicismo relacionado con el sector, pero lo mejor es que te decantes por un lenguaje claro y llano.

No des datos de tus antiguos jefes

No debes incluir datos de contacto de tu antigua empresa y tampoco los nombres de tus antiguos jefes (o compañeros). Si quiere dar referencias, hazlo, pero este no es el lugar.

Intereses políticos 

¿Has oído eso de que en familia no se habla ni de política ni de religión? Pues mucho menos debes hacerlo en un curriculum. Puede repercutir de manera nefasta en el proceso.

Ausencia de famosas keywords

Antes de formar tu curriculum laboral haz un análisis de las posibles palabras claves a introducir. (sin excesos). Este tipo de conceptos es muy valorado en empresas de prestigio y puede abrirte muchas oportunidades.

Hobbies o pasatiempos

Está genial que en tus ratos libres te guste salir a atrapar mariposas. Pero realmente pregúntate: ¿Este dato va a aportar valor a tu currículum? Si no lo es, es una de las cosas que no debes poner en tu curriculum.

Aquí tienes un listado de 50 hobbies que puedes añadir a tu currículum.

Un diseño extravagante

A no ser que seas diseñador gráfico y quieras incluir una pequeña presentación de tu obra fusionada con el mismo curriculum, opta por diseños discretos y serios. No es cuestión de que al reclutador le cueste leer la información por un exceso de color.

Información falsa

No mientas. Ni en tu experiencia profesional ni en tus certificados académicos. Tarde o temprano la verdad sale a la luz te puede costar más de un disgusto.

Exceso de texto

Un reclutador va a tener que leer muchos curriculums aparte del tuyo. Facilitarle las cosas. Resume al máximo toda la información y seguro que ese “favor” tiene sus recompensas.

Experiencias de trabajo poco relevantes

Si a los 18 años fuiste repartidor de Amazon para sacarte un sobresueldo, no hace falta que lo pongas en un curriculum donde buscas un trabajo como ingeniero de minas. Solo tienes que aplicar la lógica y elegir aquellos trabajos y estudios relevantes para el puesto de trabajo en cuestión.

Datos personales

No es necesario que pongas la dirección donde vives dentro de tu curriculum vitae. Hoy en día se puede saber exactamente dónde vives usando Google Maps. Algo que le puede dar datos que quizás no te interesan que sepan.

Datos exagerados

La arrogancia no vende. Puedes citar el éxito que tuviste en un determinado proyecto del pasado. Ya está. No hace falta que llenes todo tu currículum con logros del pasado (limítate a los más relevantes).

No te olvides del complemento perfecto: la carta de presentación

Una carta de presentación es el complemento perfecto para cualquier curriculum. Aquí, podrás poner cuáles son tus mayores motivaciones y deseos, cuál es tu trayectoria o por qué debes ser tú y no otro el elegido.

¡Una oportunidad de oro!

Para no perderte nada, síguenos en Telegram 👈

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)