Compartir

Nunca se sabe dónde podemos acabar en esta vida. Pero lo que sí que sé seguro es que muchas personas, en estos mismos momentos, no están donde les gustaría estar.

Y quiero poner remedio a esa situación en este mismo artículo.

Quiero mostrarte una alternativa para acabar con el típico:

  • Otra persona: ¡Cuánto tiempo! ¿Cómo te va?
  • Tú: Bien, tirando, no nos podemos quejar.

Asumimos que lo que tenemos “es lo que hay”, que bastante afortunados somos con poder tener un trabajo mientras que otros no tienen ni eso. Aunque no nos guste… “no nos podemos quejar”.

Pero mi pregunta es… ¿Realmente crees que la vida va de eso?

¡Hola a todos!

Me llamo Javier Elices, creador de la página Monetizados.com y desde hace ya muchos años, he conseguido construir la vida a la medida de lo que quiero, lo que me motiva, y lo que me hace despertarme todos los días con ganas. De hecho, tengo la libertad al 100% de plantearme cada día esta pregunta:

¿Qué quiero hacer hoy?

Podrás preguntarme cuál es el secreto para ello… y ¿sabes? te lo voy a contar.

De hecho, llevo ya más de 10 años contándoselo a miles y miles de personas a través de mi blog y mis redes sociales.

Ponte en posición cómoda, porque vas a descubrir un Mundo de posibilidades que se abrirán ante ti hoy mismo.

¡Empezamos!

Todo empieza con un clic en nuestra cabeza…

En el año 2015 decidí que había llegado el momento de decirle radicalmente adiós a mi mundo laboral. Decirle adiós a mi jefe, a mi trabajo en una gran multinacional como ingeniero informático, a mis antiguos compañeros, a mis horarios y mi (nada despreciable) sueldo…

En definitiva, dejar atrás la vida segura tal como la conocía a cambio de un nuevo plan que venía llamándome desde hacía tiempo.

¿Pero qué plan?

Después de haber pasado por la época en la que mi sueño era trabajar en alguna multinacional famosa, como por ejemplo Google, para la cual hice varias entrevistas, mi perspectiva de lo que era una vida perfecta, había dado un giro de 360 grados.

En el 2015, la definición de mi trabajo ideal, pasó a ser otra. Esta estaba definida por los siguientes puntos:

  • Un trabajo que me permitiese viajar más de 1 mes al año. La perspectiva socialmente aceptada de un año entero trabajando para poder disfrutar de solo 30 días de vacaciones… era deprimente. Con eso no me daba ni para empezar, todos los viajes que me apetecía hacer requerían más de ese tiempo. ¿Cómo iba a conocer otras culturas, empaparme de ellas y empalmar destinos lejanos con tan poco tiempo? Así que claramente mi trabajo ideal debía darme como mínimo 2 o 3 meses de vacaciones al año.
  • También quería movilidad absoluta. Sería idílico tener la opción de compaginar 2 o 3 meses de vacaciones con la posibilidad de mudarme a cualquier sitio donde hubiese wifi para trabajar y me apeteciera vivir un tiempo. ¿Unos meses en Bali? ¿Prefiero vivir en alguna ciudad de Europa o conocer Alaska? Perfecto. Puedo hacerlo porque este trabajo ideal me lo permite. No existe la libertad absoluta, pero esto se le acerca.
  • Necesitaba flexibilidad de horarios. Tener que entrar a fichar a las 8 AM todos los días a una oficina y salir de noche me restaba el 85% del tiempo cada día. Era difícil encajar hobbies, deporte, familia y descanso en esa pequeña ventana de horas que me quedaban después del trabajo. Me daba la sensación de que tenía que hacer malabares para poder disfrutar de algo entre semana, y acababa no haciendo nada (abandoné muchas cosas). Así que… mi trabajo ideal debía permitirme elegir siempre a qué hora quería trabajar y cuándo quería parar.

Llevaba trabajando desde los 16 años, había pasado por innumerables puestos a todos los niveles… y NUNCA había encontrado nada que se pareciese ni remotamente a mi trabajo ideal. Estaba bastante desencantado con el mundo laboral típico.

Pero a su vez, de forma paralela, esa insatisfacción que me producían los trabajos por falta de motivación, y de auto-realización personal, la cubría en las pocas horas que me quedaban por la tarde en mi casa.

Para ello, desde el año 2003, experimentaba distintos métodos para lograr tener mis propios proyectos, donde diera rienda suelta a mi imaginación, y a la vez consiguiera unos ingresos extra para no depender únicamente de la nómina de mi trabajo. Para ello, usaba una herramienta alternativa que seguro conoces: Internet, y las páginas web.

Para cuando llegó 2015 realmente ya llevaba 12 años explorando maneras para ganar dinero por Internet creando páginas web. Y en ese año realmente ya recibía con mis webs un sobresueldo que superaba el de la multinacional Havas Media.

Internet me pagaba todo lo que necesitaba. Admito que me lo gastaba casi todo en viajes que con un sueldo típico me habría sido imposible costear.

Así que cuando dejé el trabajo en Havas ya hacía muchos años que no necesitaba seguir empleado ni depender de ningún puesto. Hacía años que no me afectaban las posibilidades de despido ni necesitaba que me subieran el sueldo.

Trabajaba con una sensación de libertad que me decía: “puedes irte cuando quieras, no tienes que aguantar nada”. Y eso me diferenciaba de mis compañeros de empresa, que siempre estaban estresados, presionados, obligados… con todo lo que conlleva.

A día de hoy puedo decir que tengo webs que me generan el dinero suficiente como para vivir cómodamente trabajando unas pocas horas a la semana (o al mes, ya que llevo webs sin tocar años que siguen dándome ingresos).

Eso me permite “trabajar” (recuerda que para mi era un hobby y ahora vivo de ello), desde casa, o cualquier lugar, y decidir yo en qué gasto mi tiempo.

Pero rebobinemos a lo importante… ¿cómo empezó todo en 2003 y cómo he llegado a poder vivir de Internet?

Estoy seguro de que es la parte que más te interesa, porque la pregunta que más me hacen hoy es: ¿cómo lo has hecho? (lo que en realidad quiere decir ¿cómo puedo hacerlo yo?)

No te preocupes, te prometo que cuando acabes de leer este post lo entenderás y podrás aplicarlo 😉

Mi primer euro online y romper la barrera de los 300€ al mes

Cualquier proceso que emprendes solo, empieza desde abajo. Y así empecé en el mundo de la monetización online y las páginas web… solo y desde abajo.

Mirando hacia atrás, mis primeras webs eran un poco chapuza, todo hay que decirlo. Tardé un tiempo en “depurar el estilo” y conseguir mis primeros ingresos online. Pero todo llega.

Mi primer euro online llegó con una web de deportes extremos que hice estando en la universidad. Esa fue la más importante para mí a nivel personal, porque fue la que me demostró que realmente era posible generar ingresos por Internet. A partir de ahí, solo tenía que escalarlo.

Además, cree un blog en el que iba contando todas las formas de ganar dinero por Internet que iba descubriendo. Su nombre era Dinerofacilparati, lo que a día de hoy es Monetizados.com.

Con ese blog rompí la barrera de los 300€ al mes en poco tiempo. Marcó el inicio.

Fui optimizándolo hasta despegar su visibilidad online, y eso hizo que una empresa de móviles usados me contactara para ofrecerme algo muy interesante.

Cuando los móviles usados me demostraron que no necesitaba un empleo para ganar un sueldo

Lo que me propuso esta empresa de compra-venta de móviles usados fue lo siguiente: “escribe un post patrocinado sobre nosotros, y si las personas que llegan a nuestra página a través de tu blog compran algo, tú te llevas una comisión.” A esto se le llama AFILIACIÓN. Quédate con ello porque es importante.

Me pareció interesante, y escribí un artículo en Monetizados sobre cómo ganar dinero vendiendo tu móvil usado.

Este fue el resultado:

Ganar dinero por internet

Sólo este único artículo me reportó casi 9000€ en un año. Con menos de 2000 palabras había conseguido facturar cada mes un sueldo superior al salario mínimo interprofesional en España.

La gente se deja los cuernos por conseguir ese dinero en trabajos que no gustan… y yo lo ganaba sin más. Era algo que me impresionaba entonces y me sigue impresionando ahora.

Y si eso lo generaba con único post sobre móviles usados, ¿qué conseguiría con una web entera sobre ello?

Así creé mi primera página nicho sobre vender móviles usados, y los resultados no tardaron en aparecer:

  • Una media de 12.000 visitas al mes.
  • La facturación fluctuaba, pero algunos meses tuve picos de más de 3000€ con esta web y la de Monetizados. De media cada mes superaba los 1500€.

A día de hoy tengo esa web abandonada (lleva sin actualizarse desde 2014) ya que me centro más en otros proyectos, pero de media ha recibido más de 7.000 visitas cada mes sin hacer NADA durante cuatro años. El dinero ha seguido entrando de forma pasiva todo ese tiempo.

Página nicho visitas

Ese era mi “trabajo ideal”: uno que me requería unos meses de trabajo y luego me generaba ingresos en piloto automático mientras yo viajaba. Cobrar en euros mientras viajas por Asia es una maravilla 😉

Obviamente todo esto no surgió de la nada… sino que llevó trabajo. Todas las tardes le dedicaba a la web un par de horas después del trabajo, y también echaba algún domingo que otro.

A día de hoy tengo varias páginas nicho funcionando, como por ejemplo esta:

Páginas Nicho 2

Una web sobre un gadget tecnológico que me genera 1600€/mes de media, pero está en línea totalmente ascendente.

Llegar a este punto me costó muchos fallos a base de prueba y error… muchas webs desechadas por el camino. Pero lo había comprobado: ni Google Adsense ni ninguno de los 1000 métodos que probé durante años… las páginas nicho monetizadas con afiliación eran el plato fuerte.

¿Qué es exactamente una página nicho y cuál es la mejor manera de monetizarla?

Una página nicho es una web sobre una temática concreta (por ejemplo, una web sobre coches, o sobre jardinería, o como en mi caso de móviles usados, etc.) que intenta posicionar en primera página de Google para la mayor cantidad de palabras posibles relacionadas con ese tema.

Se trata de conseguir que personas que ya están interesadas en un producto, y están pensando en comprarlo, te encuentren a ti en ese momento, y tú le ayudes a dar el último paso. En ese momento, si se produce una compra de ese producto, por ejemplo en Amazon, tú ganarías un porcentaje como comisión.

Imagínate lo que será cuando ya lleguen visitas desde Google sin que tú tengas que estar encima de tu web, sino que esta esté generando esos ingresos en cualquier hora del día.

Crear una página nicho consiste en lo siguiente:

  • Escoges una temática que te guste (¿te gusta el yoga, la cocina, la fotografía? ¿eres un apasionado de los comics o de la papiroflexia? no se, usa la imaginación).
  • Haces un estudio sencillo para comprobar si esa temática le interesa realmente a la gente y si podrás ganar dinero con ella.
  • Creas el contenido correcto para aparecer en los primeros resultados de Google para esa temática.
  • Monetizas las visitas que consigues.

Aprende como aplicar este paso a paso inmediatamente para crear la tuya ←

Los primeros años había oído maravillas de la monetización con Google Adsense. Seguramente habrás visto los típicos banners con anuncios incrustados en los laterales y entre los párrafos de los post en muchas páginas web.

Pues eso es Google Adsense. Es uno de los métodos más conocidos, fáciles de implementar y utilizados de Internet.

Pero no es el que más me gusta.

Yo lo descubrí de la peor manera posible, cuando Adsense decidió cerrarme la cuenta sin previo aviso (y me consta que es algo que pasa con facilidad). Para mí eso significó perder de la noche a la mañana todos los ingresos que generaba al mes con mis primeras webs.

Además, necesitaba muchísimas visitas a mi página para generar un mínimo aceptable de ingresos.

No me compensaba la relación de esfuerzo/resultados que me requería.

Por contra, después de (ahora) 15 años probando todos y cada uno de los sistemas que han caído en mis manos… puedo decir que el mejor sin duda es la afiliación.

Monetizar una web con afiliación es tan sencillo como colocar enlaces que lleven a productos o servicios que venden otras páginas (por ejemplo, un enlace a un producto de Amazon que tú recomiendes en tu web).

Si alguien entra a través de tu enlace y compra ese producto, tú te llevas una comisión, como en mi página nicho de móviles usados.

¿Ventajas? Muchas, muchísimas.

  • No dependes de que Google decida dejarte la cuenta abierta.
  • No necesitas tanto tráfico como con otros métodos para conseguir ingresos. Por el contrario, puedes ganar dinero casi desde el principio.
  • No necesitas estar constantemente trabajando en la web. Posicionas la web, colocas los enlaces y las comisiones se acumulan en tu cuenta.
  • Dependiendo de qué productos recomiendes puedes llevarte comisiones altísimas.

La última etapa: el famoso año 2015 y el proyecto por el que lo abandoné todo

Después de 12 años, llegué a monetizar más de 60 webs con afiliación. Al final, me di cuenta de que siempre que creaba una web nueva utilizaba el mismo proceso, es decir, había un paso a paso que era siempre el mismo y se podía replicar.

También me di cuenta de que cada vez más gente de mi entorno me preguntaba cómo podía hacer exactamente lo que yo había hecho con esas webs.

Así fue como en 2015 decidí dejar mi valioso trabajo en Havas Media y dedicarme a enseñar todo lo que había aprendido sobre páginas nicho y afiliación. Dedicarme a que otros consiguieran la libertad que yo tenía gracias a Internet.

Y es la mejor decisión que he tomado.

Las historias de algunos alumnos que hacen que todo tenga sentido

Cuando empecé en 2003 nunca imaginé que miles de personas acabarían aprendiendo y aplicando lo que sé… pero así ha sido.

Ahora mis propios alumnos me llaman, me dan las gracias, me cuentan lo que han conseguido y me enseñan sus cifras.

Eso es lo que más me llena de todo… personas que no sabían absolutamente nada de Internet ni de páginas web, llegando hasta donde yo llegué después de 12 años de aprendizaje, ellos en 1-2 años de media.

Por ejemplo, J.U. empezó de 0 una web y alcanzó en 10 meses una facturación mensual de 700€ con su página nicho (y me consta que este año ha superado los 1200€) utilizando la afiliación con Amazon.

Ganar dinero desde casa

Iván y Erika son una pareja de mochileros que dejaron sus trabajos y ya viajan por todo el globo gracias a los ingresos de sus dos webs, una de barbacoas y otra de drones.

En otras ocasiones me llegan mensajes tan motivadores como este:

Ganar dinero desde casa Jaime

También hay muchos alumnos que tienen menos tiempo para dedicarle, pero aun así lo están intentándolo y rompiendo barreras de facturación mes a mes para conseguir su objetivo…

Ganar dinero desde Casa crear página web

Lo interesante de todo esto es la potencia que tiene ese tándem página nicho + afiliación, y lo accesible que es para cualquiera que tenga un método.

Aun así seguimos pensando que la única alternativa es el trabajo típico, y que debemos renunciar a nuestros meses de viajes y a nuestra libertad para hacer lo que nos gusta. Porque el empleo es el empleo, y es la única opción para ganar dinero, ¿no?

Espero que esto te haya abierto un poco los ojos a nuevas posibilidades 😉

Ahora llega tu turno… ¿te subes?

Mil gracias por haber llegado hasta aquí.

¿Sabes una cosa?

Si has llegado hasta aquí, es porque te parece interesante este tipo de proyecto. Este estilo de vida que ello te podría dar.

Y es por eso que no puedo dejarte sin más…Me estaría quedando a medias con mi misión, y es abrir los ojos a cuántas más personas mejor para que conozcan estas alternativas.

No tendría sentido si el post acabase aquí y no diéramos un paso adelante para ayudarte a saber exactamente cómo conseguir algo así. Porque te he explicado lo que son las páginas nicho y la afiliación, y te he enseñado lo que puedes conseguir con ello…

Serías de piedra si no te picase la curiosidad, ¿verdad?

Por desgracia este post no puede ser infinito. Te he contado el qué y el por qué, pero falta el cómo.

  • El cómo elegir una temática que te de dinero sí o sí (no todas valen para monetizar, ese es el error que cometen muchas personas al empezar una web por su cuenta). Se trata de que antes de poner un dedo en el teclado, tengas la certeza de que eso va a funcionar.
  • El cómo crear el contenido de esa web para que posicione y capte las visitas de esas personas que comprarán a través de tus enlaces de afiliado y te dejarán una comisión. No se trata de escribir sin más, dejando que llegue la inspiración, sino que hay un método para saber exactamente qué tienes que escribir. Ni más ni menos. De esa forma evitarás tirar cientos de horas a la basura.

Pensando en ese cómo, he creado un entrenamiento que quizá te interese, donde te desvelo el camino completo que sigo a día de hoy en todos mis proyectos, y que siguen los más de 1.300 alumnos que ya están aprendiendo ese método consiguiendo resultados con sus webs.

Después de verlo, sabrás exactamente cómo vas a poder crear tu propio proyecto, aprovechando los ratos libres que tengas (aunque pienses que no los tienes, siempre hay momentos a aprovechar), y que ese el día de mañana pueda llevarte a tener un nuevo estilo de vida completamente distinto, pero mucho más cerca de lo que sería tu forma de vida perfecta.

Solo tienes que ir a la siguiente página y te cuento cómo vas a conseguirlo 😉

QUIERO VER AL ENTRENAMIENTO

El entrenamiento gratuito estará activo hasta el próximo Martes, así que asegúrate de que entras a ver la información desde ya mismo 😉

Compartir

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.