Suscribirme

Workaholic: Qué es y cómo saber si estás cayendo en ello

Quizás sientes que, si no trabajas, estás perdiendo tiempo (y dinero). Quizás cada vez que te alejas del ordenador piensas en las cosas que tienes pendientes. Estas son solo algunas señales que pueden indicar que te estás volviendo un auténtico adicto al trabajo, para lo que también hay un término: Workaholic.

Vamos a ver en qué consiste exactamente y lo que más interesa, cómo puedes saber si estás convirtiéndote en uno.

¿Qué significa Workaholic?

Wayne E. Oates, un prestigioso psicólogo, fue quien creó el término “adicto al trabajo” en el año 1986. Según sus palabras, un adicto al trabajo se puede definir como una persona que tiene una necesidad de trabajar de manera incesante y sin descanso.

¿Cómo saber si te estás convirtiendo en un Workaholic?

Si quieres saber si te estás convirtiendo en un adicto al trabajo o Workaholic, estos son los posibles indicios de ello.

No descansas

Que te guste tu trabajo, que te apasione, es una cosa. Que no dejes de hacerlo y solo descanses para dormir, es otro. Lo ideal sería descansar al menos 10 o 15 minutos cada 2-3 horas de trabajo. Pero ese es un ideal que solo pueden permitirse ciertos profesionales. Si tienes la oportunidad de descansar porque eres emprendedor o nómada digital y aun así, no lo haces, quizás empieces a tener un ligero problema de adicción.

Siempre tienes algo importante que hacer, tener vacaciones te parece una aberración o te cuesta desconectar y dejar de pensar en los emails que tienes pendientes.

24 horas en estado ON

No apagas tu teléfono del trabajo en todo el día. Crees que quizás si lo haces pierdas una oportunidad laboral relevante. Cada vez que vas a un lugar con poca cobertura empiezas a ponerte nervioso. Digamos que la conexión a internet es parte de tu oxígeno.

No piensas en los demás

No te importa demasiado que tengas una familia que te necesite y unos amigos que hace meses que no saben de ti. Vives en tu mundo y tus obligaciones laborales siempre están por encima de todos los demás. Incluido en ti mismo. Eres, literalmente, un esclavo de tu trabajo.

Te crees irremplazable

No quieres contratar o subcontratar a alguien que te ayude con tu trabajo simplemente porque no va a ser capaz de hacerlo tan bien como tú. Aun habiendo profesionales que además de hacerlo tan bien como tú, o más, están esperando una oportunidad.

No delegas tareas y esto provoca una gran sobrecarga laboral. Las consecuencias no son sólo psicológicas. Esta sobrecarga de trabajo puede hacer desde que no duermas bien hasta que omitas comidas. Y recuerda…¡Ese cerebro que tanto quieres, necesita combustible!

Siempre te vas el último del trabajo

Probablemente, eres de los primeros que acude a su puesto de trabajo y de los últimos que se va. Siempre alegas que tienes cosas pendientes o que quieres adelantar algo de trabajo para mañana. De hecho, puedes pasar más de 12 horas trabajando y sentir que no es suficiente. Esto es especialmente frustrante cuando trabajas para otro. Si al menos eres emprendedor o nómada digital, sabes que esas horas trabajadas de más, van a ser rentables para ti y no para tu jefe.


🔔 Si no quieres perderte nada, únete en Telegram.

No tienes vida social

Antes cerrabas bares, ahora te cuesta pasar por alguno sin pensar el tiempo que has perdido en ellos. No solo has perdido amistades, la relación con tu pareja puede resentirse e incluso, a veces, te llevas trabajo a la cama. Tu pareja puede tener toda la paciencia del mundo, pero, finalmente, se va a acabar cansando. Y sentimos decirte que tu portátil no va a suplir las caricias de alguien a quien amas.

Siempre quieres más

Esto es especialmente relevante en personas autónomas como emprendedores o nómadas digitales. No te basta con facturar X dinero al mes. Quieres más. Lo que te hace asumir demasiado trabajo y a veces no llegar a todo. Esto no solo no es bueno para ti, también puede mermar la calidad de tu trabajo y hacerte perder clientes.

En caso de trabajar para otras personas, lo que te motiva no es el dinero, sino el éxito. Sientes que si no lo haces tú no se va a alcanzar el éxito en el proyecto. Es decir, piensas que toques lo que toques, simplemente, se convierte en oro puro.

No eres muy querido en el trabajo

Quizás seas el mejor trabajador de la empresa, pero las relaciones con tus compañeros no lo son (ni por asomo). Ese distanciamiento hace que los demás empiecen a hablar mal sobre ti y no cuenten contigo para tomar algo después del trabajo o para comentar una última estrategia. Y lo peor de todo: te da igual.

Nunca dices no

No importa lo que tu jefe te pida o las propuestas de negocio que te ofrezcan. Tu respuesta siempre es un sí. Esas ansias de más hacen que no puedas rechazar nada.

Si reconoces en ti mismo alguno de estos puntos, no cabe duda de que eres Workaholic o adicto al trabajo. Y no es cosa de risa, esta adicción en caso de no ser tratada puede provocarte serios problemas en la salud. Desde ansiedad o depresión a enfermedades físicas. Es importante recordar que el estrés, aumenta los niveles de cortisol. Una hormona que es capaz de debilitar tu sistema inmune. A partir de ahí, virus, bacterias y otras enfermedades tienen vía libre.

¡Relájate! Recuerda que el objetivo de la vida no es trabajar, ni ser el más rico ni el más exitoso: El objetivo de la vida es simplemente vivirla y evolucionar. Para vivirla tienes que salir ahí fuera y empezar a experimentar y conocer el mundo.

Si tu adicción al trabajo (Workaholic) se está convirtiendo en un problema: ¡Acude a un especialista!

También te puede interesar:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)

Descuentos y regalo de bienvenida. Contenido interno exclusivo 

Accede a las mejores oportunidades para Trabajar y Estudiar por el Mundo

* Es necesario aceptar la Política de Privacidad para continuar.

Responsable del fichero: Digital Explorer SL. Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a correo@trabajarporelmundo.org o ante la Autoridad de Control Encontrarás más información en (POLITICAS DE PRIVACIDAD)