Compartir
Habilidades que buscan las empresas en tiempos de crisis

La crisis sanitaria a nivel mundial está revolucionando la forma en la que las empresas venían trabajando hasta ahora. No solo ha cambiado el modo en el que los colaboradores se comunican o la manera en la cual se desarrollan los procesos de reclutamiento, sino también las características y habilidades que las empresas valoran en los candidatos en tiempos de crisis. 

El confinamiento a raíz de la crisis sanitaria del Covid-19 y sus consecuentes medidas, como la priorización del teletrabajo para aquellas labores profesionales que no requieren de asistencia presencial a las instalaciones de la empresa, ha despertado en las empresas la necesidad de encontrar en sus colaboradores un conjunto de soft skills que les cualifiquen como profesionales ideales para enfrentar con éxito los escenarios más retadores. 

¿Quieres saber cuáles son las habilidades que las empresas buscan en tiempos de crisis y empezar a desarrollarlas?

Te lo contamos a continuación.

Comunicación efectiva en un contexto digital 

La comunicación en su forma más clara y concisa ya estaba considerada como una de las habilidades preferidas por las organizaciones durante los últimos años. 

Sin embargo, en periodos de crisis, las comunicaciones digitales son el único recurso al que la mayoría de las personas recurren para recibir atención ante sus necesidades, por lo que el tiempo se vuelve diminuto entre un colapso por la necesidad de atender continuamente reuniones en línea, correos, llamadas, mensajería instantánea, etc…

A través de la comunicación efectiva entre todas las partes, los colaboradores se permitirán optimizar el tiempo, sintetizar sus ideas de manera eficaz para disipar dudas desde el primer momento y compensar el hecho de que hay una distancia de por medio. 

Empatía 

Si hay una habilidad con la que urge contar en tiempos de crisis, esa es la empatía

La capacidad de ponerse en los zapatos de otro es un recurso vital para conectar y humanizar en las relaciones que formamos dentro del contexto laboral. 

Demostrar empatía con clientes, colaboradores del equipo, figuras superiores, etc… es una manera de encarar los retos y sacar los proyectos adelante con la mejor disposición y voluntad para ofrecer apoyo y refuerzos para el otro siempre que sea necesario. 

Autonomía para la organización y autodisciplina

En momentos de crisis es cuando los líderes de las empresas tienen más retos que enfrentar y menos tiempo y espacio para llenar con la disponibilidad presencial para mantenerse detrás cada paso que sus colaboradores registran durante la jornada laboral. 

La mayoría de la fuerza laboral estará teletrabajando, es por ello que es el momento perfecto para depositar una buena dosis de confianza en el equipo y valorar al máximo sus habilidades autónomas para organizarse y responder con autodisciplina a todas sus responsabilidades. 

Capacidad de adaptación 

De más está decir que los tiempos de crisis son sinónimo de tiempos de cambio, muchísimos más si nos referimos al contexto empresarial. 

Las reducciones de plantilla, las suspensiones temporales de contrarios, las transiciones entre modalidades de trabajo y canales de comunicación, exigen una capacidad de adaptación de hierro. 

Además, son momentos en donde los colaboradores que venían acostumbrados a desempeñar tareas específicas, pueden ser llamados a asumir nuevas responsabilidades fuera de su “zona de confort”, por lo que entre sus “soft skills”, deberán contar con herramientas reservadas para asumir el cambio con el mejor rostro. 

Capacidad de aprendizaje 

Ante nuevas herramientas y competencias digitales que exigen ser dominadas, nuevos modelos de trabajo y nuevas vías para acercarse a los objetivos, habilidades como la apertura hacia la formación y la voluntad de aprender, serán cruciales para enfrentar la nueva normalidad post-crisis. 

Todo esto ha llevado a que la empresas ya tengan la mirada puesta sobre los candidatos que demuestran disposición para actualizar su formación, desde el formato por el cual se nutren de nuevos conocimientos hasta la manera en que aplican los aprendizajes adquiridos en el campo del trabajo. 

Resolución de problemas

Los colaboradores capaces de encarar los retos de la “nueva normalidad” dentro del contexto empresarial bajo modelos de pensamiento resolutivo, tienen más probabilidades de permanecer en el terreno de batalla. 

Evitar fases de estancamiento en un proyecto, desbloquear vías alternativas para atender las complejidades que se presentan y demostrar disposición para no rendirse ante las dificultades, son características que se posicionan como una buena carta de presentación si hablamos de habilidades que las empresas valoran en tiempos de crisis

También te puede interesar:

Mejores herramientas para trabajar en remoto
Las mejores web para encontrar trabajos remotos
100 empresas que ofrecen trabajos desde casa (o por el mundo)
Amazon busca personas para trabajar desde casa

Creatividad desde una nueva perspectiva

La creatividad siempre ha sido una de las “habilidades de oro” de cualquier colaborador o candidato aspirante a formar parte de una empresa; sin embargo, en contextos de crisis como la que se manifiesta a raíz del COVID-19, la creatividad empieza a valorarse desde nuevas perspectivas. 

Las empresas están en la completa obligación de reinventarse si realmente están interesadas en sobrevivir a un escenario económico tambaleante, por lo que la creatividad, desde el sentido de la innovación para idear nuevos modelos de negocio y estrategias pertinentes a la situación, será una de las habilidades más relevantes

El contexto cambia, el modelo del consumidor se transforma y tiene nuevas necesidades y expectativas, por lo que solo queda recurrir a la creatividad como puente para sacar a relucir nuevos planes de acción. 

Lealtad organizacional 

En momentos donde las dificultades vienen con la marea alta, las empresas necesitan la seguridad de saber que cuentan con un equipo de colaboradores fieles, con la disposición plena de involucrarse en los proyectos y afrontarlos sus retos hasta el final. 

Así es como la lealtad organizacional se transforma en un componente que las empresas buscan en sus colaboradores actuales o potenciales colaboradores. 

Como verás, la lista de “soft skills” apunta a habilidades muy concretas que hoy en día, más que nunca, resultan importantes para definirnos y diferenciarnos como trabajadores capaces de adaptarnos a cualquier contexto. 

¿Tú cuáles has desarrollado ya? 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.