Compartir
30 mejores consejos para viajar solo al extranjero

Viajar solo y trabajar en el extranjero son parte de ese tipo de experiencias que todos queremos tener alguna vez en la vida, es una aventura y a la vez una oportunidad de sentirse más libre y alcanzar perspectivas sobre tu vida personal y profesional que no se obtienen al quedarte en tu zona de confort.

Pese a ello, aún existen muchas barreras y miedos alrededor del hecho de viajar solo al extranjero, ya sea para buscar un empleo, estudiar o somplemente, por el hecho de viajar.

Con este artículo, desde Trabajarporelmundo.org queremos eliminar estas creencias limitantes dándote los mejores consejos para viajar solo, así que prepara tu maleta y tu pasaporte, que estás a un paso de despegar con estas ideas.

¿Estás preparado?

Estudia tu destino a detalle, tanto para viajar como para trabajar

Informarse acerca del destino antes de empezar con la preparación es clave, aunque suene obvio, te sorprendería saber la cantidad de personas que se dirigen a un sitio sin claridad sobre lo que les espera, esto no es nada recomendable en ningún caso, pero mucho menos si tu plan es viajar solo para trabajar en el extranjero.

Tu tarea será repasar cada punto desde el lado emocionante de armar un itinerario con esos lugares del extranjero por los que más te hace ilusión viajar solo, hasta la parte más cautelosa que va sobre echar un vistazo a cuáles zonas debes evitar, transitar con cuidado o conocer a horas recomendadas.

Además, si vas a viajar solo al extranjero nunca dejes de consultar cuáles son los requisitos para acceder a tu destinos, vacunas necesarias, el coste de vida local, medios de transporte a tu disposición, rutas accesibles y otros datos que te facilitarán el acto de viajar.

Por otro lado, no olvides hacer un repaso por el panorama laboral de tu destino, es decir, los sectores laborales que lideran en contrataciones, cómo es el día a día en las empresas de tu área, cuáles son tus derechos como trabajador y cómo son sus políticas de contratación para extranjeros.

Elige el destino de acuerdo a tus intereses

Es muy importante seleccionar el destino en función de tus intereses. ¿Quieres aprender idiomas? ¿Viajar por placer? ¿Vas a buscar trabajo? o tal vez ¿Vas a trabajar como nómada digital? ¿Sabes el idioma del destino? si no… ¿Quieres aprenderlo?, ¿Te gusta el frío o prefieres el calor? ¿Playa o montaña?… son muchas las preguntas que te puedes hacer para encontrar el destino ideal.

Ve con seguro de viajes

Accidentes, enfermedades y robos están en la cima de los miedos más frecuentes cuando se trata de irse a trabajar y viajar solo al extranjero, incluso suelen ser causas comunes por las cuales la gente se frena de emprender en la experiencia y pararse sobre un destino internacional, pero lo cierto es que la mayoría tienen solución si vas con un seguro contratado.

Cada día las pólizas de seguro cubren más aspectos de tu viaje que te regalaran la tranquilidad que necesitas para viajar solo y trabajar en el extranjero. Incluso existen seguros especiales para viajes de trabajo ideales para autónomos o viajeros de negocios o seguros de viajes para mochileros.

Más allá de lo aspectos de protección principal como tu salud y seguridad, también cuentas con la posibilidad de ahorrar dinero por deterioro de equipaje, exceso de reservas (overbooking), retrasos en tus vuelos, retornos anticipados, entre otros imprevistos. No olvides leer hasta la letra pequeña para estar informado de cada detalle sobre límites de cobertura y montos.

Hazte un chequeo médico previo al viaje

Especialmente si vas a trabajar al extranjero que suele ser por un periodo de tiempo más extenso de lo usual, este consejo, realizado con un antelación de como mínimo 3-4 semanas previas al viaje, te puede ahorrar imprevistos y en su lugar sumarte mucha más tranquilidad en tu destino.

Prevenir es vivir, por ello valorar el estado de tu salud antes de poner en marcha tu aventura personal y profesional te permitirá ir con todo en mano para responder a tus necesidades a tiempo, tanto si vives con alguna condición médica en particular y necesitas ir preparado a la zona geográfica hacia la que te diriges, como si se trata de un chequeo general para descartar cualquier duda.

Hazlo minimalista

Aunque tu principal objetivo en el extranjero sea trabajar, si vas a viajar solo significa que solo tú irás cargando con el equipaje y no hacerlo ligero podría restarle un alto disfrute a tu aventura.

Si bien al viajar solos, nos parece necesario llenar la maleta de unos cuantos “por si acaso”, ten por seguro que no todo hace falta y es muy importante valorar qué cosas podemos adquirir directamente en nuestro destino en caso de que surja una situación en donde se requieran obligatoriamente.

Sigue lo básico: reduce el número de calzado, lleva poca ropa, de fácil lavado y en concordancia con el destino a visitar en tu viaje solo, investiga consejos prácticos para la estación que te faciliten espacio, como por ejemplo, llevar ropa térmica para el frío en lugar de solo abrigos gigantescos y pesados que ocupan la mitad de la maleta.

La clave está en aprovechar cada espacio y saber ordenar en éstos, el método de Marie Kondo para doblar la ropa te puede ser de mucha utilidad.

Cuando te muevas por tu destino, ten cuidado con las compras, en tu regreso tal vez tengas menos energía (y dinero) para cargar con el peso y los gastos por exceso de equipaje, así que lo mejor será que incluso antes de viajar solo al extranjero, reserves un espacio de tu equipaje para almacenar las compras y respetes dicho espacio durante su transcurso.

No lleves todo el dinero junto

Llevar dinero en efectivo nunca es un extra, para acceder a algunos países incluso es requisito obligatorio. Si vas a viajar solo al extranjero te toca administrar y guardar tu dinero en efectivo siguiendo parámetros de seguridad como separar tu dinero para evitar extravíos totales y moverte con mayor discreción.

Además, no olvides separar tu dinero de los documentos imprescindibles de viaje, como tu pasaporte, permiso para trabajar en el extranjero (en caso de que sea necesario), tarjetas bancarias o permiso de conducir internacional.

Escanea y haz copias digitales de todos tus documentos de valor

Si planeas viajar solo y trabajar en el extranjero, necesitarás la tranquilidad de haber realizado un buen respaldo de tus documentos personales y de trabajo.

Trata de tenerlos contigo descargados en el portátil, en el móvil y en cualquier otro dispositivo que lleves al salir, pero también almacenados en tu mail o en la nube para poder acceder a ellos, descargarlos u obtenerlos en físico desde cualquier lugar con conexión a internet, en caso de que tus dispositivos digitales se extravíen o dejen de funcionar.

Apunta los números de emergencia

Apuntar de forma digital y en físico los números de contacto de tus seres de confianza en tu país de origen, así como el de los cuerpos de seguridad y emergencia de tu destino, te será de mucho apoyo en caso de estar ante una situación de atención urgente.

Mantén informados a tus seres de confianza con tu localización y otros datos de valor

Trabajar y viajar solo en el extranjero no significa que nadie te pueda acompañar en tu travesía a través de los dispositivos digitales, mucho menos si es por razones tan importantes como tu seguridad.

Actualizar a familiares, amigos, pareja o cualquier otra persona de confianza para ti, sobre aspectos importantes de tu viaje como el número de vuelo, tu ubicación en el momento, la matrícula del coche que alquilaste, el nombre y la localización de tu hospedaje, entre otras cosas, no solo te traerá calma a ti, sino también a quienes te esperan en tu regreso.

Navega con VPN

¿A quién no le brillan los ojos al ver disponible una red Wi-Fi abierta? Sin embargo, todo lo excesivamente bueno tiene sus riesgos, y al viajar solos al extranjero los riesgos son lo que más debemos evitar, en este caso, los riesgos sobre nuestros datos e información personal durante el recorrido.

Cuando estamos trabajando fuera solemos estar siempre en busca de una buena conexión. Una herramienta de VPN te permitirá conectarte a esas redes públicas de aeropuertos, hoteles, plazas, cafeterías, etc… de modo mucho más seguro para que tus datos no queden a la vista de los ciberdelincuentes.

Adquiere una tarjeta SIM local

La tarjeta SIM local es prácticamente imprescindible si vas a viajar al extranjero sin tener roaming, especialmente porque este tipo de viajes suelen ser por varios días.

Tener que estar constantemente buscando una conexión Wi-Fi puede ser desesperante y restarle momentos de atención plena y disfrute.

Conoce tus límites para no excederte

Los excesos en general son algo que debes evitar a toda costa, pero cuando se trata de viajar solo al extranjero alejarte de los extremos y conocer tus límites es requisito obligatorio.

Evita el consumo del todo o sé moderado con cualquier sustancia, como bebidas alcohólicas en espacios públicos, por colocar un ejemplo común que te puede ahorrar muchos problemas.

Instala aplicaciones útiles

Instalar aplicaciones como Maps.me para acceder a mapas sin conexión, Google Translator, que te permite obtener traducciones sin conexión, Couchsurfing para conseguir alojamiento con locales, apps de transporte locales, herramientas para trabajar en remoto, entre muchas otras opciones digitales, te facilitará el hecho de viajar y trabajar en el extranjero.

Hoy en día existe una galería infinita de aplicaciones para viajeros y freelance / nómadas digitales, algunas especializadas en destinos específicos, que te pueden hacer la vida más simple.

Conoce gente

Tanto locales, personas de tu sector laboral como mochileros que se lanzaron a vivir una experiencia en un destino similar al tuyo, conocer gente en free tours, salas de coworking, hostels o a través de plataformas digitales como Meetup.com, abrirá muchísimo tu perspectiva sobre el destino y viaje en general, además, te permitirá formar una pequeña red de apoyo local mientras cumples tu sueño de viajar solo y trabajar en el extranjero.

Lleva un kit de salud al viajar solo

El botiquín de viaje debe ser uno de tus fieles acompañantes al viajar y debe estar adaptado a las condiciones sanitarias de tu país destino, pues no es lo mismo viajar a la selva del Amazonas que a Noruega, por ejemplo.

Tampoco es lo mismo viajar a México que a Tailandia, donde por ejemplo, lo recomendable sería llevar un serie de medicamentos que permitan tratar enfermedades típicas de la zona. En líneas generales, en tu botiquín no deberían faltar: tiritas, algodón, algún producto antiséptico, analgésicos, antibióticos, protector estomacal, repelente y pomada para golpes.

Llevar adaptador de enchufe y batería externa

Al viajar a Estados Unidos vas a necesitar de un adaptador de enchufe tipo americano, mientras que si te diriges a Japón necesitarás un adaptador de otro tipo y así sucesivamente con toda una serie de destinos.

Nada mejor que llevar un adaptador de enchufe universal y una buena batería externa para ir más tranquilos, de hecho se podría decir que estos dos son accesorios esenciales, sobre todo para aquellos que van en modo solitario y por ende tendrán menos oportunidad de recibir un rescate con la batería de algún compañero de viaje.

Come y descansa bien

Viajar solo al extranjero requiere de una cosa muy importante: estar siempre con todos tus sentidos bien despiertos, por eso es imprescindible cuidar de ti hasta en los aspectos más básicos como son comer y descansar adecuadamente.

A veces, durante los viajes, se tiende a descuidar ciertos aspectos nutricionales consumiendo alimentos “de calle”, de elaboración más rápida y llenos de artículos procesados que no sientan bien al cuerpo. Debes comprometerte a cuidar tu dieta para evitar inconvenientes de salud por ello, especialmente si eres de “estómago sensible”.

Por otro lado, cuidar el sueño es importante para obtener un verdadero disfrute de tus vacaciones y es prioridad para llevar a cabo todos tus planes diurnos con éxito. Muchas veces al viajar al extranjero se producen trastornos de sueño debido al jet lag, por ello es esencial estar preparado, lo que nos lleva al siguiente punto…

Aprende a llevar el jet lag exitosamente

Si vas a viajar a un país extranjero con un huso horario muy diferente al tuyo, el jet lag es algo que debes ir aprendiendo a enfrentar incluso días antes de que tu avión despegue.

Hay muchas técnicas para programarte frente al jet lag, como por ejemplo.

  • Si viajas hacia el este: intentar dormir más temprano de lo usual.
  • Si viajas hacia el oeste: mantenerte despierto hasta tarde.

Otro punto importante es, si es posible, tratar de elegir un vuelo para viajar toda la noche, descansar bien durante el viaje y aterrizar en el destino durante el turno matutino en ese país. Te garantizamos que ayudará muchísimo a adaptarte al ritmo de vida horaria desde el día uno.

Evita parecer demasiado turista

El problema de parecer demasiado turista si vas a viajar solo al extranjero es que también vas a llamar muchísimo más la atención. Hay muchos destinos donde los locales no parecen estar cómodos ante las hordas invasivas de turistas o los “captadores” y “carteristas” tendrán el ojo puesto sobre ti.

Si quieres evitar esto, no andes con los objetos de valor a la vista del mundo, especialmente cuando se trata de cámaras profesionales y equipo fotográfico en general, intenta vestir cómodo y adecuado a la estación y aprende algunas palabras del idioma local.

Sigue tu instinto y no cedas ante la presión social cuando viajas solo

Aprende a escuchar a tus voz interna en todo momento, cuando viajas solo al extranjero no tienes otro punto de vista más que el tuyo. El mejor consejo es que mantengan dentro de tus límites, si en tu país de origen no te irías de fiesta con un desconocido, en un país extranjero tampoco.

El mundo está lleno de gente increíble, pero siempre hay alguien o algo libre de buenas intenciones. Activa tu sexto sentido para detectarlo.

Asume la experiencia con introspección

Cuando te atreves a viajar solo al extranjero, te atreves a decidir por ti desde el dónde, pasando por el cuándo y llegando hasta el por qué, respondiendo a todas con valentía.

¿Qué tantas oportunidades se te presentan en la vida para hacer esto? Para la mayoría de las personas, siempre hay agentes externos que influyen en sus decisiones, festeja que esta vez no es tu caso y hazlo desde la introspección. Aprovecha tu oportunidad de estar a solas en un país extranjero para descubrir mejor quién eres y equilibrar tu energía vital.

Inscríbete en la embajada de tu país

Si te ocurre algún problema en tu país destino, contar con el apoyo de tu embajada puede que facilite la gestión de emergencias. Además, en caso de requerir cierta documentación para trabajar y viajar en el extranjero, la embajada de tu país puede ayudarte.

Balancea tu vida entre trabajar y viajar solo

Para algunos el problema es desconectar y para otros es aplazar ciertas tareas relacionadas al trabajo por estar demasiado cautivados con el nuevo destino. Sea cual sea tu caso, hay que saber balancear.

Genera dinero extra haciendo trabajos locales

¿Por qué no le pruebas al resto del mundo tus habilidades? Ya sea que estés viajando por un lugar que conoces bien y puedas dar tours personalizados, te interese dar clases de tu idioma nativo o enseñar alguna habilidad que domines, como por ejemplo, hacer magia o tocar la guitarra. Investiga las múltiples opciones en tu destino a visitar.

Domina otros idiomas

Aprender idiomas es de las cosas más beneficiosas a la hora de trabajar y viajar solo al extranjero. Recuerda que te estás dirigiendo a un sitio con una cultura que puede ser completamente diferente a la nuestra y a la que por deferencia, hemos de adaptarnos.

Para conocer mejor su gente, sus costumbres y trabajar de la forma que más apreciarían, es fundamental hablar su idioma, lo que facilitará la comunicación así como la estancia en el país.

Usa LinkedIn

¿Eres de los que tienen el perfil de LinkedIn creado pero no se dedican a interactuar o incluso hasta generar contenido en la cuenta? ¡Que no pase de hoy! Cada vez hay muchas más oportunidades de trabajo remoto a través de LinkedIn que te permitirán viajar y trabajar a la vez desde cualquier parte del mundo.

Adapta tu CV y perfil a las normas del país destino

Si bien a los empleadores del mundo les interesa ver en tu CV los clásicos datos que ya conocemos, como tu experiencia profesional, formación académica, habilidades, etc… No es lo mismo hacer un currículum para trabajar en España que para trabajar en el Reino Unido.

Hay países que puede tener ciertas peculiaridades en la forma de elaborar un Curriculum. Por ejemplo, algunos suelen ver de mala manera el colocar una foto de perfil o hablar mucho de ti en la descripción de tu perfil. Es importante tomar en cuenta si el país en el que piensas trabajar tiene alguna particularidad a la hora de evaluar un CV.

Si puedes, prueba el modo slow travel

Si objetivo es trabajar en el extranjero mientras viajas vas a tener que moverte con mucha más lentitud que cuando vas de viaje en la forma tradicional “tradicional”. Esto te ayudará a crear cierta rutina dentro del lugar, pero también a tener un vínculo mucho más fuerte con el lugar.

De hecho, el slow travel, se enfoca precisamente en eso: la conexión, sea con la gente local, las culturas, la comida o la música. Se basa en la idea de que el acto de viajar está destinado a educar y tener un impacto emocional, en el momento presente y en el futuro, y por ello necesita que le dediquemos tiempo de exploración al sitio por mucho más que un fin de semana.

Abraza la economía colaborativa

Cómo hago para buscar alquiler en una ciudad en la que no conozco a nadie? ¿Cómo hago para conocer gente con mis intereses? ¿Cómo me entero de las actividades culturales del lugar? Todo eso tiene una respuesta si sabes qué es la economía colaborativa.

Para ello, la idea es basarse en transacciones o intercambios que se hacen de persona a persona (en vez de persona-empresa), normalmente gracias a una plataforma digital que les conecta, y en las que puede o no haber dinero de por medio. Es la economía del intercambio, de compartir y consumir en compañía.

Cuida tus herramientas para trabajar

Suena obvio, ¿no? Pero lo cierto es que estas herramientas son tus aliadas y sin ellas la experiencia de viajar y trabajar en el extranjero podría arruinarse al 100%.

Equipos electrónicos como ordenadores portátiles, cámaras, accesorios de fotografía, memorias externas, etc… requieren un cuidado especial al momento de viajar con éstos, investiga cómo protegerlas de daños y robos para viajar con tecnología de acompañante libre problemas.

Esperamos que estos consejos te sean útiles para tu próximo viaje al extranjero. Si se te ocurre alguno más, no dudes en dejarnos un comentario.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.